Mañana hace 177 años de la primera Constitución con 39 modificaciones para una cada 4 años y medio; Todavía casi es un pedazo de papel

.

Mañana 6 de noviembre se conmemora el 177 aniversario de la Constitución dominicana, la cual ha sido modificada en 39 ocasiones casi siempre con propósitos vinculados a la reelección presidencial del mandatario de turno, a razón de un cambio cada 4 años y medio.

Si se produjera una nueva enmienda como ha planteado el presidente Luis Abinader, sería la modificación número 40 que experimentaría la Constitución, votada por primera vez el 6 de noviembre de 1844 en San Cristóbal, en el mismo año en que fue proclamada la independencia dominicana.

En este caso, sería el segundo intento por transformar la carta magna en los últimos tres años, ya que en el 2018 se pretendió impulsar un cambio para posibilitar la reelección del entonces presidente Danilo Medina, quien no pudo lograr su objetivo, ya que enfrentó una enconada oposición de parte del expresidente Leonel Fernández y otros sectores.

Seis años después de la última reforma de la carta magna, acaecida en el 2015, el presidente Luis Abinader, que ganó la presidencia por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) sin traba para optar por un segundo período, propone otra transformación a la ley de leyes, con la que se crearían mecanismos legales a fin de impedir que cada nuevo gobierno siga la misma práctica para propiciar la reelección.

Al cumplierse un año de su juramentación como mandatario, Abinader sometió a la mesa del Diálogo Nacional, articulada en el Consejo Económico y Social (CES), una propuesta de reforma constitucional para que sea enriquecida con otras sugerencias de los representantes de las instituciones que intervienen en las conversaciones.

De materializarse la propuesta del presidente, implicaría varias transformaciones, entre las que figura la reformulación del Consejo Nacional de la Magistratura, la reorganización del funcionamiento de las altas cortes, para que sus jueces formen parte de un régimen de ingreso, permanencia y alternancia más riguroso, y el fortalecimiento de la independencia del Ministerio Público del Poder Ejecutivo y de los demás poderes del Estado, entre otros temas.

En un hecho si precedente, en su discurso de rendición de cuentas por su primer año de gobierno, el mandatario expresó la intención de despojar al presidente de la facultad de designar al procurador general de la República, con el propósito de lograr la independencia del sistema de justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *