Limber Cruz revela: Discrecionalidad permitía Ministro de Agricultura “tener el poder tan amplio de tu darle un permiso a quién tú quieras, un poder de hacer rico a cualquiera o hacerte tú rico”.

Las millonarias importaciones de alimentos, mediante subastas y otorgar licencias de manera discrecional para importar productos agropecuarios a la República Dominicana, fueron consideradas no convenientes para los consumidores y para el país, de acuerdo al ministro de Agricultura, Limber Cruz, quien valoró como positivo que el presidente Luis Abinader haya emitido el decreto 605-2021.

“Aparentemente había una ventaja de transparencia y, por otro lado, había un aumento del precio del producto, porque en la medida que se pagara más, eso entraba directamente en el costo del producto y, obviamente, llegaba más caro al consumidor”, indicó el titular de la cartera agropecuaria.

El ministro Cruz reveló, que las subastas realmente no le quitaban la discrecionalidad al ministro de Agricultura de “tener el poder tan amplio de tu darle un permiso a quién tú quieras, un poder de hacer rico a cualquiera o hacerte tú rico”. “Esto era una tentación muy grande para cualquier ministro que viniera aquí con apetito, con deseo,» enfatizó el ministro Limber Cruz.

Se recuerda, que desde que el gobierno pasado estableció ese mecanismo para las importaciones, distintos sectores productivos, comerciales y los propios consumidores han mostrado su desacuerdo con los permisos de importación, alegando que no hay transparencia en el proceso y los ministros de Agricultura lo entregaban a discrecionalidad, dejándole cuantiosos dividendos a determinados funcionarios, públicos y privados, según conocedores de la materia.

“Entendía, personalmente, que, si bien es cierto que por un lado las subastas te dan una ventaja de transparencia, por otro lado te dan una desventaja, y sobre todo al consumidor, porque las subastas son pujas que se hacen al que más pague. En ese sentido, yo entendía que eso no era conveniente para el país y ni para los consumidores”, precisó el ministro Limber Cruz.

Es conocido, que el ingeniero Leonardo Faña, presidente del Frente Agropecuario del Partido Revolucionario Moderno, denunció ante pais y el propio Gobierno del expresidente Danilo Medina que las importaciones agropecuarias eran una fuente de enriquecimiento ilícito de algunos funcionarios, por lo cual el dirigente perremeista fue sometido a la justicia por el otrora poderoso ministro administrativo José Ramón Peralta y condenado al pago de 500 mil pesos como indemnización, aunque esta decisión del tribunal fue confusa y un tanto salomónica, pues, no se entendió claramente.

El presidente Abinader rompió la mafia

Con la emisión del decreto 605-21, que establece crear una nueva comisión para las Importaciones Agropecuarias se aspira a terminar con esas viejas prácticas engañosas que enriquecieron a varias personas, al tiempo que quebraron a los productores nacionales y secaron los bolsillos de los consumidores.

Según entendidos en la problemática del campo, el abandono a los sectores productivos por parte del Gobierno pasado no fue un hecho casual ni inocente, sino una estrategia maliciosamente planificada para justificar los masivos permisos de importación que todavia en junio del 2020, en medio de las elecciones, los funcionarios de turno estaban entregando autorizaciones a sus allegados para traer productos hasta con 6 mese de anticipación del consumo.

«Cuando el tema del ajo, una libra costaba 30 pesos traerlo importado, pero si tu pagabas 7,000 pesos por el quintal, tu le estabas agregando 70 pesos a cada libra y ya estaba en 100 pesos,»aseveró el ministro de agricultura refiriéndose al monto que tenía que pagar el beneficiario del permiso de importación a la bolsa propiedad de la Junta Agrempresarial Dominicana, cuyo incumbente en licencia era, también, el ministro de agricultura de entonces.

Limber Cruz pidió al presidente desde su llegada al cargo cambiar ese mecanismo

De acuerdo a informaciones, durante los 8 años de Gobierno del expresidente Danilo Medina las subastas realizadas por la Bolsa Agroempresarial de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD) produjeron ingresos por el orden de RD$7,102,662,570, cuyo destino se desconoce, mientras los consumidores tenían que pagar el ajo hasta 350 pesos la libra y los productores quebrados, solo a modo de ejemplo.

La nueva comisión creada por el presidentge Abinader, estará integrada por el Ministerio de Agricultura, quien la presidirá; el Ministerio de Agricultura; el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes, miembro; la Dirección General de Aduanas, miembro; y el Banco Agrícola de la República Dominicana, miembro.

También, estarán como miembros el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre), el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, y la Dirección General de Contrataciones Públicas.

El Decreto 605-21, emitido el pasado 27 de septiembre, deroga los decretos 505-99 del 24 de noviembre de 1999 y el 569-12 del 11 de septiembre de 2012.

En conversación con Diario Libre, Cruz señaló que desde que tenía dos meses en el cargo le propuso al presidente Abinader eliminar estos procesos y crear una comisión con las instituciones que deben intervenir.

“Entendía esto es algo personal, que esto era una tentación muy grande para cualquier ministro que viniera aquí con apetito, con deseo y, personalmente, yo quise desvincularme de eso, yo quise quitarme esa tentación, esa responsabilidad, no me interesaba. Y entendía que era mucho más transparente que una subasta y mucho más económico para el consumidor que todos los sistemas anteriores”, apuntó el funcionario al ser entrevistado por Diario Libre.

“Cuando el tema del ajo, una libra costaba 30 pesos traerlo importado, pero si tu pagabas 7,000 pesos por el quintal, tu le estabas agregando 70 pesos a cada libra y ya estaba en 100 pesos. Pero, aparte de los 100 pesos, viene la comercialización y vienen los intermediarios, y el hecho era que, cuando nosotros llegamos, una libra de ajo costaba 300 pesos. Tu jamás has escuchado eso otra vez en la República Dominicana”, explicó el ministro.

Reiteró que la subastas por un lado aumentan los precios de los productos y la transparencia no era tal, porque en un sistema tan cerrado y con diferencias tan fuertes, entre los participantes ya se sabía quién iba a ganar la subasta. “¿Quién iba a comprar el producto? El que más tenga. Entonces, no había tal transparencia en las subastas”, analizó.

Además, explicó que, si se pagaban RD$6,000 o RD$7,000 por el quintal de ajo, por encima del precio original, los consumidores son los que van a pagar el precio. “Por eso estaban pagando un ajo a 300 pesos, por decirte ese producto. Pero eso pasaba en las habichuelas, eso pasaba en la cebolla, en todos los productos que se importan”, aseguró.

Dijo que con la comisión que ordena el decreto habrá más transparencia, se eliminará el sobreprecio, participarán más ministerios y se podrá lograr una mayor efectividad.

“Aunque quieran combinarse para hacer lo mal hecho, es difícil tu estar dentro de tantos ministerios y hacerlo. Yo con esta comisión me siento más seguro, más feliz, más tranquilo; sé que estoy haciendo un aporte al país, a los consumidores, al Gobierno, y estoy haciendo un aporte para mí mismo como profesional, y como ministro yo quisiera dormir más tranquilo”, enfatizó Cruz.

Adelantó que ya tienen un borrador del reglamento que instruye el decreto 605-21 y que en unos 15 días lo darán a conocer.

“Quiero que sea ágil y que no sea una burocracia adicional”, indicó.

Cabe señalar, que según informaciones bajo este mismo mecanismo la Bolsa de la Junta Agroempresarial también manejaba productos, mercancías y articulos de todo tipo incautados por la Dirección General de Aduanas, lo que provocaba extrañeza por la naturaleza de esta institución especializada en el agro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *