Gobierno endurece acceso de ilegales haitianos a los hospitales del país; Revelan 60% parturientas son haitianas y gratis

.

El gobierno anunció anoche una serie de medidas adoptadas por el Consejo Nacional de Migración que incluye la limitación de acceso de haitianos ilegales a recibir servicios en los hospitales, salvo casos de emergencia, revisar a los beneficiarios del Plan Nacional de Regulación con la colocación de 38 puntos de registro en todo el país.

El ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez, leyó en rueda de prensa un resumen de la reunión del Consejo en el Palacio Nacional y anunció que el organismo se mantendrá en sesión permanente examinando la situación creada por la prevalencia de las bandas armadas en el territorio haitiano.

Vásquez señaló que el Consejo acordó “limitar, a solo casos de emergencia, el acceso a los hospitales públicos de todo el país a los inmigrantes ilegales”.

Médicos y otros profesionales de la salud afirman, que en las maternidades del gran Santo Domingo alrededor del 60% de las parturientas son madres ilegales haitianas quienes son atendidas totalmente gratis como si se tratara de un ciudadano dominicano con quien el Estado Dominicano esta obligado a su atención.

Además, “auditar el Plan Nacional de Regularización para determinar si las personas incluidas califican”, para lo que se establecerán “38 oficinas en todo el territorio nacional con el propósito de identificar a todos los ciudadanos extranjeros”.

El ministro dijo que se organizarán reuniones con los sectores productivos para definir los procedimientos de contratación de mano de obra inmigrante.

Vásquez señaló que las medidas se adoptan con el objetivo de “garantizar el acceso digno a todos los pacientes dominicanos que acudan a los centros hospitalarios”, así como para “asegurar el control de enfermedades para proteger a la población de posibles contagios”.

Igualmente, se busca disminuir “la presencia de ciudadanos extranjeros ilegales en nuestro territorio”, a la vez que se incrementa “la seguridad ciudadana impidiendo la penetración a nuestro territorio de grupos criminales”.

Abinader habló más temprano Más temprano en la jornada, el presidente Luis Abinader expresó que su gobierno seguirá tomando todas las medidas que sean necesarias para mitigar en el país todos los efectos que podría causar la crisis sociopolítica que afecta a Haití.

Abinader declaró que su responsabilidad como mandatario es “proteger al pueblo dominicano” y que por ello han incrementado el número de militares que patrullan en la zona fronteriza para evitar el cruce de algunas de las bandas paramilitares de Haití.

“La frontera está segura y vamos a garantizar de que siga así. Hemos incrementado en más de 3,500 hombres la seguridad de la frontera, tenemos todos los servicios de inteligencia trabajando en ese sentido y seguiremos tomando las medidas para garantizar la seguridad de nuestra frontera, de nuestro territorio y que el país no se afecte por la inestabilidad de la República de Haití”, añadió el mandatario.

Una de las medidas tomadas por el Poder Ejecutivo fue la suspensión indefinida del programa especial de visados para estudiantes haitianos, que según el mandatario, se realiza porque se necesita depurar a todas las personas que entran a territorio dominicano.

“Si ellos no revisan y no tienen control sobre lo de ellos, nosotros sí y tenemos que chequear a todo el que entra…Lo que se está diciendo es que no habrá una renovación automática, y que tenemos que chequearla (el presidente golpea en la mesa) porque yo tengo que proteger a este país, y chequear que aquí no entre nadie de bandas, que estén ligados a otros sectores camuflados”, exclamó Abinader quien recalcó que los estudiantes ya beneficiados no van a cambiar su estatus y que solamente se suspenderá la renovación automática de esos estudiantes.

Otra medida fue el anuncio con la realización de una auditoría para determinar si los beneficiados por el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros realmente son aptos para el mismo.

Abinader afirmó que los asuntos acerca de cómo resguardar la seguridad fronteriza con respecto a la crisis sociopolítica que afecta a Haití siempre serán más prioritarios que los temas que implican el intercambio comercial entre ambos países. “Yo he estado trabajando para abrir los mercados (binacionales) cuando sean necesarios, en el caso del comercio al detalle; en los otros casos, pues cada exportador el apoyo limitado que puedan tener de nosotros hacia nuestra frontera, lo van a tener, pero si es una decisión entre comercio y seguridad, la seguridad va primero”, expresó el gobernante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *